Cómo Apple está cambiando a Nintendo

Con sólo unos días de distancia se han presentado los resultado económicos de último trimestre de Apple y el cierre anual de Nintendo. Veamos que se pueden aprender de esas cifras y cómo Apple está cambiando a Nintendo.

Por un lado Apple ha tenido otro trimestre espectacular. Sólo en la división de iPod se produce un retroceso frente al año anterior y de nuevo la mayoría de sus ingresos provienen de la venta de iPhones y iPads. No hay signos de fatiga en ambos frentes pese a la gran competencia de Android. Nintendo se queda en la esquina opuesta del cuadrilátero con números rojos en sus resultados anuales. Una caída del 36% en sus ingresos y seguir vendiendo su 3DS por debajo de su coste de producción son los dos principales factores resultantes en el primer año de la historia de la compañía con pérdidas. Hablamos de una racha de 122 años rota por primera vez.

Nintendo siempre ha sabido jugar sus cartas correctamente. Sus dos mantras durante años fueron vender las consolas siempre por encima del coste y mantener su imagen de fabricantes de juguetes para toda la familia. Este segundo mantra se olvidó con la GameCube. Intentaron entrar en la carrera gráfica contra Sony y Microsoft para recuperar un jugador que había crecido con ellos y que ahora se mudaba a las consolas que les daban experiencias como Resident Evil o Halo. Esta desviación hacia un jugador más tradicional les costó ser los peor parados de esa generación. No volvería a pasar.

Las dos siguientes consolas de Nintendo no intentaron ser las más punteras gráficamente. Fueron juguetes con gancho. Gracias a ello, Nintendo DS y Nintendo Wii consiguieron ser las consolas más vendidas de la historia en sus respectivos ecosistemas. La compañía funcionaba bien y el dinero entraba a expuertas. Todo eran sonrisas hasta que los juegos llegaron a los teléfonos de Apple.

Las tendencias lo son porque deben observarse a lo largo de una línea temporal. Poco a poco los bolsillos de medio mundo se iban llenando de smarthphones desplazando con sus juegos a la consola portátil de Nintendo. Primero en los segmentos de edad con el poder adquisitivo para pagar esos teléfonos y las factura mensuales asociadas. Con las siguientes iteraciones anuales de teléfonos los terminales “obsoletos” se pasaban a los hijos y hermanos de ese primer segmento. Sin olvidar el socorrido regalo que supone un iPod en ocasiones señaladas. Poco a poco “la portatil” de Apple permeaba hacia edades más tempranas.

Mientras, la Wii empezaba a sentir el desgaste de ser un “one trick pony” un mago que sólo sabe hacer un truco, con una gran mayoría de sus compradores adquiriendo un par de juegos al inicio y luego olvidando que muchos más juegos les esperaban en la tienda. ¿Como no se iban a olvidar si el iPad se había empezado a convertir en el mayor compañero tecnológico de los sillones de medio mundo? Podéis decir que el iPad desplazando a la Wii está cogido por los pelos, pero es la misma Nintendo la que me da la razón.

E3 2011. Nintendo desvela la Wii U, o más bien, desvela el mando de control de la Wii U que se parece mucho a un iPad. Hasta el punto de que puede funcionar no sólo como un mando de control, sino como consola en sí misma cuando al televisión del salón esté ocupada. Tras años de defender una posición cada vez más difícil, Nintendo respondía a la amenaza de Apple. Un primer paso para mantener una presencia en el salón, el campo de batalla más competitivo.

Así, mientras en las ruedas de prensa Nintendo sigue defendiendo la viabilidad de su modelo de negocio tradicional, poco a poco va cambiando y adaptándose a los nuevos tiempos. En febrero salió el primer contenido descargable para un juego lanzado en una consola de la compañía en forma de canciones para Theatrhythm (Square-Enix) y el primer DLC en un juego de Nintendo que ha salido este mismo mes para el nuevo Fire Emblem.

Abrazar el DLC es el primer paso hacia un futuro digital en el que ya vive Apple. Por eso celebro que Nintendo anuncie versiones digitales para sus juegos el mismo día del lanzamiento tanto para 3DS como para Wii U. Y están preparando integrar también juegos de otras compañías.

A falta de un plan 3G para integrar en 3DS, Nintendo decidió combatir la ubicuidad de los iPhones con dos apuestas. Consciente de que sus usuarios necesitaban un incentivo para llevar encima la consola en todo momento decidió por un lado llegar a acuerdos para tener accesos wifi gratuitos para la consola (5.000 hotspots sólo en Europa) y por otro incluir con la consola el conocido Street Pass. Un sistema inalámbrico que intercambia información automáticamente entre dispositivos. Desde objetos para Miis a piezas para minijuegos que incluye tanto la consola como muchos de sus títulos. Regalitos para incentivar el apego constante por tu 3DS.

Si hace unos meses predije la inminente caída de Nintendo, ésta ha sabido revolverse para encarar su futuro con más posibilidades de éxito. Queda por saber si tiene más cartas en la manga para luchar con el iPad, más allá de la similitud del mando de la Wii U. Pero la Nintendo de 2012 ya no es la misma que todos dábamos por muerta hace unos meses. Una prueba más de las bondades de un mercado competitivo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s