ANÁLISIS: Eufloria y las limitaciones del iPad

El ecosistema indie permite que florezcan aproximaciones a géneros ya establecidos con un toque inusual. Eufloria es un claro ejemplo de esta afirmación, pero los usuarios de iPad no lo verán germinar con todo el potencial que alcanzó en PC.

Eufloria nace de la semilla de una idea: la hipótesis de un árbol diseñado genéticamente para crecer en un asteroide. Esa Hipótesis de Dyson además de inspirar a varios autores de ciencia ficción puso nombre a las primeras versiones del juego. Una sugestiva idea que dio cuerpo al juego que tenemos disponible para iPad. Estrategia en la que las hojas de un árbol de Dyson se convierten en las unidades que manejamos.

Es sencillo, diez unidades nos permiten plantar un árbol Dyson en los asteroides que pueblan la fase. De ese árbol crecerán más unidades con un valor de fuerza, velocidad y energía, que les servirá para derrotar unidades enemigas y germinar asteroides rivales. Y eso es sólo el principio: árboles defensivos, mejoras, láseres, etc… La complejidad del juego avanza hasta niveles contraproducentes.

Y esta complejidad viene de su origen como juego de PC. Si bien es cierto que la pantalla táctil de iPad responde a la perfección, no es un ratón. Eufloria necesita en muchos momentos una capacidad de selección más fina que sólo se puede conseguir con un ratón o perdiendo tiempo al hacer zoom para seleccionar con nuestro dedo. En este caso nos quedamos cojos si queremos manejar el juego en todo su potencial, algo que no se puede conseguir en el iPad y que no han sabido adaptar completamente.

Eufloria es ante todo un juego bonito. Los árboles crecen con un diseño basado en un algoritmo fractal que los hacen únicos con una estética minimalista que comparte con el resto de elemento del juego. Pese a representar batallas por la conquista de cada nivel, una música relajante sumada a ese diseño hace que se creen sensaciones enfrentadas en nuestro interior.

El juego no es ajeno la la dicotomía entre su estética y sus desafíos y pronto nos da a elegir un modo más tranquilo para disfrutar del mismo. Pero dejar de lado una campaña diseñada para jugarse con una dificultad específica descoloca. Como también descoloca la cantidad de movimientos que tendremos que hacer con nuestros dedos en determinadas fases. Casi como tocar el piano en una sinfonía de unidades y objetivos enemigos.

No quiero dejar de recomendar Eufloria. Creo que es un juego que debe probarse, pero que queda como testimonio de la incapacidad de llegar a buen puerto en parte de sus objetivos. Aun así merece la pena disfrutarse en su vertiente más relajada. Una suerte de hibridación entre Galcon y PixelJunk Eden para disfrutar en una tarde tranquila.

6/10

Enlace a iTunes [iPad]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s