Tiny Wings

Cuando arrancas un juego y de repente ha pasado una hora sin darte cuenta, algo pasa. Si además ese juego llega a lo más alto del top de venta sabes que ha nacido un nuevo icono de la App Store. Tiny Wings es un juego en el que manejamos a un pájaro con alas dininutas que intenta huir del la noche para no quedarse dormido. Como sus pequeñas alas no le permiten volar, tiene que aprovechar los desniveles del terreno para catapultarse hacia el cielo.

Tiny Wings no oculta la sencillez de su planteamiento. Manejaremos al pájaro pulsando en la pantalla para cerrar sus alas. Al hacer esto aumentamos la velocidad de su caida e intetantemos usar ese impulso para catapultarnos. Para ir ganando velocidad deberemos deslizarnos en la parte descendente de las colinas. Así, iremos cogiendo velocidad al crear un efecto trampolín en los valles entre montañas. Esto que puede parecer muy complicado se aprende rápido y nos veremos enlazando saltos en pocos segundos. Enlazar bien un salto trae como resultado un aumento mayor de la velocidad y distancia recorrida. Pero con el aumento de velocidad aumenta la dificultad para coger bien la siguiente cuesta descendente para seguir propulsándonos. Así, nos encontraremos muchas veces a gran altura intentando calcular cuando pulsar la pantalla, para cerrar nuestras alas y enlazar con el siguiente valle-trampolín.

Durante nuestras partidas nuestro mayor enemigo es el tiempo. Una vez que se ponga el sol, nuestro pájaro se quedará dormido y nuestra partida habrá acabado. Así, al recogiendo monedas y pasando rápidamente de nivel frenaremos momentáneamente el avance del sol hacia su inevitable destino. De esta forma las partidas duran un par de minutos y nos forzaremos a volver a jugar para superar nuestros marcadores. Esto no sólo dependerá de nuestra habilidad al enlazar valles, sino de ir cumpliendo una serie de objetivos que irán mejorando nuestro nido. Esto tan extraño es sólo una forma de reflejar un multiplicador para nuestras puntuaciones. Así, los objetivos van desde llegar a la quinta isla a enlazar 10 valles seguidos en la primera o recolectar un número determinado de monedas. Estos pequeños desafíos constituyen un interesante reto que te fuerza a jugar de una forma diferente las partidas. Y que a la larga es lo  más te motiva para seguir adelante.

Una mecánica sencilla y bien ejecutada que ha atraído a la gente. A eso tenemos que sumarle los gráficos adorables de este pájaro regordete que no consigue volar. Unos escenarios que se van generando de forma aleatoria divididos en islas que terminan siempre en un gran trampolín hacia la siguiente isla. La islas están coloreadas como si de ilustraciones infantiles se trataran, simulando la pintura a mano. La música no le anda a zaga, siendo un amable complemento a los simpáticos efectos de sonido que son de los mejor del juego. Enlazar varios saltos con su efecto vigorizante para al momento siguiento fallar uno y perder todo la velocidad que habíamos ganado en un instante. De la gloria a la miseria en un instante. Esa es la grandeza de Tiny Wings.

8/10

Enlace a iTunes [0,79€/0,99$]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s